English version
   
 
Enmarcado
En el hogar
abanico calado
abanico en el hogar
Conservación en el hogar
Los abanicos pueden ser conservado abiertos o cerrados. En importante conocer los pros y los contras de cada una de las opciones para lograr una máxima duración posible de los mismos.

En el caso de conservar el abierto, una de las opciones más aconsejadas es hacerlo dentro de un marco, el cual ha de estar realizado con materiales no ácidos. Algunos maestros conservadores de abanicos dejan un minúsculo agujero entre el forro del bastidor y el marco para permitir el paso de aire del exterior, mientras que otros se decantan por sellar el marco herméticamente. Lo más sabio es tener en cuenta los materiales con los que el abanico a conservar está realizado, ya que algunos tipos de países (tela del abanico) necesitan aire "fresco" para conservarse en perfecto estado, tal es el caso de la seda, material que en un marco sellado puede desintegrarse más rápidamente.

Otra forma de conservar los abanicos abiertos es exhibiéndolos en soportes creados para tal efecto. Fabricados en diversos materiales, madera, plástico o metal, no ofrecen protección alguna dejando al abanico a merced de toda clase de posibles agresiones, tales como humedad, insectos, polvo, suciedad y las mismas manos, entre otras. Le aconsejamos que si esta forma de conservación es la elegida por vd, trate de exponerlos alejados de la luz directa del sol, de lugares de paso donde involuntariamente podrían ser golpeados y evitando zonas donde exista una gran humedad o temperaturas elevadas.

Si se opta por conservar el abanico cerrado es importante el plegarlo cuidadosamente, evitando el uso de cintas adhesivas (ya que al despegarse podrían causar problemas en la decoración del varillaje o simplemente dejar restos de adhesivo) o gomas ya que a largo plazo pueden adherirse al abanico. Es una buen idea el envolverlo con papel no ácido y conservarlo en lugares como los descritos en el apartado anterior. Guardarlo en un cajón suele re una opción habitual. Si lo hace y debe protegerlo contra insectos se sugiere que no utilice las bolas anti polilla ya que pueden desprender gases nocivos para el abanico. Una alternativa es utilizar una pequeña bolsa de virutas de cedro. Como último consejo, tómese la molestia de al menos una vez al año sacar el abanico para airearlo y evaluar su estado de conservación.

 
Lo más sabio es tener en cuenta los materiales con los que el abanico a conservar está realizado.
 
Algunos tipos de telas del abanico necesitan aire "fresco" para conservarse en perfecto estado.
 
Si se opta por conservar el abanico cerrado es importante el plegarlo cuidadosamente, evitando el uso de cintas adhesivas.
 
Abanicos grandes clásicos en elAbanico.com
"Abanicos Grandes Clásicos" son modelos inmortales que nunca pasan de moda a precios muy apetecibles en elAbanico.com